Quiénes Somos?

Quiénes Somos?

 

Es una mañana soleada y fresca en el Zoo; por sus callecitas se ven muchas personas que van y vienen vistiendo una indumentaria muy similar. De repente se escucha a una persona que saluda: “¡buen día!”. Es la principal autoridad del Zoo, el coordina y supervisa todas las actividades que se desarrollan en el Parque y será el encargado de presentar a todos los que trabajan aquí. 

 

“La Voz de los animales”

Los cuidadores de animales son las personas que atienden diariamente a las diferentes especies, conocen sus hábitos, los alimentan, limpian sus habitáculos y saben cuándo se sienten bien o mal. 
El jefe de cuidadores comenta que no cambia por nada del mundo su actividad y es muy contundente cuando expresa: “los animales son parte de nuestra familia”.   

 

 

¿Qué comemos hoy?

En el Área de Nutrición, un veterinario coordina las tareas de quienes preparan los alimentos para cada especie. “Lo que hacemos es investigar y elaborar las dietas para cada uno de los animales. Es importante realizar observaciones, para así corroborar los requerimientos nutricionales” comenta el profesional. 

 

 

No se protege lo que no se conoce

Una bióloga explica acerca de su cargo en el Área de Conservación e Investigación que tiene como objetivo principal, la conservación de nuestra fauna silvestre. Para lograrlo, el Zoo trabaja y colabora en diversos proyectos con otras instituciones. A su vez, de manera conjunta con el Área Educativa, se dictan cursos y jornadas de investigación y capacitación. 

 

 

No existen animales malos

Es el momento de conocer el particular mundo de los anfibios, reptiles y artrópodos. El cuidador responsable del Área es un apasionado de su cuidado. Él alimenta a estas especies y mantiene agradable sus habitáculos. Nos enseña que hay mitos falsos en cuanto a las serpientes, “estos animales no son buenos ni malos, ellos responden a lo que perciben en su entorno, y si un animal se siente amenazado va a intentar como primera medida, huir y si no puede, va a atacar”. 

 

Continuamos paseando por el Zoo y llama la atención algunos objetos que se ven en distintos habitáculos de animales: troncos, cuerdas, cajas, neumáticos, papel de diario y muchas cosas más. ¿Qué es todo eso?, ¿Cuál es su finalidad? Para responder a esas preguntas encontramos un grupo de voluntarios que nos comentan que estos elementos forman parte del enriquecimiento ambiental cuyo objetivo es estimular en los animales conductas naturales similares a las que tendrían en vida silvestre.

 

¡Quisiera ser un pez!

Ahora ingresamos a un túnel y encontramos el Acuario. ¡Cuántos peces! Todos son diferentes en tamaño, forma y color. El responsable de cuidar las distintas especies cuenta que su trabajo consiste en higienizar cada una de las peceras, observar el estado de salud de estos animales, alimentarlos y medir los parámetros normales del agua.

 

 

El Zoo, un lugar para aprender

“… Uno de los principales objetivos del Zoo es convertirse en un referente educativo dentro de la sociedad, destacando la apertura hacia todo el público que esté interesando en aprender sobre biodiversidad”, comentan en el Área de Educación para la Conservación.
Los representantes del Área desarrollan importantes actividades, entre las cuales se encuentran: convenios con instituciones, capacitaciones tanto internas como externas, eventos especiales, talleres educativos y visitas guiadas destinadas a todos los niveles. Los visitantes que vengan con su familia a realizar el paseo, también tendrán la posibilidad de aprender a través de los carteles informativos dispuestos a lo largo del predio y recibirán al ingresar el diario del zoo donde encontraran artículos relacionados con la institución y una guía de recorrido. 

 

 

El Hospital del Zoo

Otra área esencial dentro del Zoo es el Hospital Veterinario con un plantel de profesionales dedicados a cuidar nuestros animales, cubriendo tanto la parte preventiva como asistencial.  El jefe del Área destaca la gran relevancia que tiene el rol del veterinario en los zoológicos y la importante responsabilidad de preservar la salud de las especies tanto exóticas como autóctonas, focalizando en la conservación, el bienestar y el respeto por los animales.

 

 

 

Una ciudad adentro de la ciudad

¡Cuánta gente trabaja en este Parque! Ya estamos llegando al final del recorrido por esta pequeña gran ciudad y no dejamos de sorprendernos. 
Además de los animales, su comida y sus habitáculos, hay diferentes actividades que se realizan en el Zoo que muchas veces pueden pasar desapercibidas. ¿De quiénes hablamos? De aquellas personas que se encargan del mantenimiento del Parque, su seguridad, la limpieza y las compras de todos los elementos que requieren las diferentes áreas.
El jefe operativo comenta: “en cuanto a obras y mantenimiento se está haciendo mucho. Hay algunas que se ven y otras muy importantes que no, por ejemplo todo el tendido nuevo de electricidad. El Zoo funciona de lunes a lunes, no para, y es como una ciudad adentro de la ciudad”.
Con respecto al Área de Espacios Verdes, se intenta destacar el patrimonio paisajístico y botánico. El arquitecto a cargo explica que “la función principal en este sector es revalorizar la flora autóctona de Córdoba”. 
El día va pasando y sólo nos resta conocer el Área Administrativa. Una de las responsables comenta que desde aquí se trabaja en todo lo que concierne a la gestión administrativa y contable de la institución.

 

 

 

Y así llegamos al final del recorrido. Conocimos muchas personas que trabajan en el Zoo; nos regalaron su tiempo, sus anécdotas y su amor por los animales. Este Parque es como una gran ciudad y quienes le dan el pulso de vida diariamente son una gran familia: una familia abierta que siempre te está esperando. Hasta pronto.